elReverso - Buscador de cine alternativo v0.9.953
Buscar por: - - -
Ciclos Lugares ¿Que es elReverso? Libro de visitas

Ciclo: Restrospectiva Robert Frank en el BAFICI
Uno de los personajes menos accesibles del cine underground norteamericano, Robert Frank es siempre mencionado, sin embargo, en los reportes sobre el movimiento. Frank nació en Suiza en 1924 y trabajó dos décadas como fotógrafo antes de dirigir su primera película. En 1947, un buque lo dejó en el puerto de Nueva York y al poco tiempo trabajaba para la revista de modas Harper's Bazaar, donde tuvo como compañero a Henri Cartier-Bresson. En cuanto pudo, dejó de fotografiar modelos para hacer notas de viaje, primero en Perú y Bolivia, luego por Europa y Estados Unidos.
En uno de esos viajes conoció a Walker Evans, el autor del libro American Photographs (1938), quien lo alentó a pedir una beca Guggenheim. La ganó con el proyecto de recorrer todo EE UU en automóvil para un gran reportaje fotográfico. El libro resultante, The Americans (1958), tuvo que ser publicado primero en Francia ya que pocos veían en esas imágenes algún valor. Frank había hecho su propia colección de americana con escenas aparentemente incompletas: encuadres que -rebanaban- cabezas, borrones que ocultaban detalles y sugerían movimiento (muchas fotos fueron sacadas desde el volante del auto), o composiciones con personajes inanimados, como un mingitorio o los surtidores de una estación de servicio en el medio de la nada. The americans no sólo percibía la aparatosa grandeza y la alienación urbana del país adoptivo: también cambió la mirada de la gente sobre la fotografía, e influyó en profesionales más jóvenes como Diane Arbus o Richard Avedon.
Los poetas beatniks entendieron en seguida de qué se trataba: la edición norteamericana del libro lleva un prólogo de Jack Kerouac. Frank tenía una gran afinidad con ese movimiento, que por entonces propició su primera aventura cinematográfica. Pull my daisy tenía a varios beats entre los actores y, a falta de sonido ambiente, contó con una narración improvisada por Kerouac.
A partir de allí Frank no dejaría de experimentar, primero mirando a los nuevos directores europeos en busca de ideas, luego entendiendo que la mejor respuesta -la verdad que había buscado en sus fotografías- saldría de la realidad misma. Pero la -realidad- demostraría ser engañosa, lo que lo fue llevando a reducir su radio de acción a la experiencia personal y la vida familiar. Frank es consciente, por ejemplo, de que la mayoría de la gente cambia de actitud cuando es apuntada por la cámara, y busca anular esa distancia haciéndola explícita, rompiendo el pacto habitual entre un director-narrador y un espectador dispuesto a no discutir la veracidad de una historia en tanto ésta sea entretenida.
Otro recurso habitual en él es intervenir en la realidad para provocar el efecto de verdad, lo que lo lleva a mezclar deliberadamente verismo y ficción. Al explorar estas posibilidades en un medio como el cinematográfico, de producción compleja y con muchas mediaciones, Frank tiene la misma intención que al sacar fotos: correr la mirada, modificar el sentido de lo mirado dándole -alma-. No obstante, sus últimas películas tienen más preguntas que certezas.
La necesidad de ganar dinero para sobrevivir ha sido una marca importante en la carrera fílmica de Frank. No pudo repetir en ella el sistema de mecenazgo que le había permitido terminar The Americans, y tuvo que volver a la fotografía para bancar sus exploraciones. Tampoco logró que la industria del cine confiara en él, y en ocasiones hasta sus admiradores le jugaron en contra. El ejemplo más conocido es el de Cocksucker blues, la película que filmó por encargo de los Rolling Stones. La banda había quedado encantada con la foto de tapa del disco Exile on Main St -un collage de fotografías de freaks encontrado en la pared de una casa de tatuajes- y lo contrató para hacer un documental de la gira. Frank, que tenía acceso irrestricto, mostró poco interés por lo que pasaba en el escenario, dedicándose a los tiempos muertos y las bizarras diversiones con que los músicos mataban su aburrimiento. Asustados por las consecuencias de semejante sinceramiento, o simplemente aburridos por lo que vieron, los Stones movieron abogados para impedir el estreno comercial de la película, que sólo puede proyectarse con el propio Frank presente (razón por la que no participa de esta retrospectiva).
La larga batalla legal, sumada a la muerte de su hija Andrea y la progresiva enajenación mental de su otro hijo, sumieron a Frank en inacción y depresión. La experiencia le confirmaba que los años de gloria del underground habían terminado y que si no quería sumarse al sistema, tendría que continuar su camino solo.
Desde entonces Frank abandonó el ambiente intelectual que lo había consagrado y se encerró en una escéptica calma, mudándose al Canadá con lo que quedaba de su familia. Con relativa regularidad, registra cortos y mediometrajes que parecen episodios de un diario personal, mezclando la vida familiar con las preguntas de siempre. También hay un largometraje
alegórico, Candy mountain, en el que parece decir a sus admiradores que están perdiendo el tiempo y que más les conviene olvidarlo.
Sus últimos films participan de un clima elegíaco que tiene que ver con lo ya perdido, pero también con el propio envejecimiento. -Es más fácil mostrar la oscuridad que la alegría de vivir- dijo el año pasado en una rara entrevista al medio británico The Observer. -La vida no es siempre hermosa. Podés tener una buena vida, pero te acostás, y mirás al techo, y la tristeza cae sobre vos. Las cosas cambian, el tiempo pasa, la gente se va y a veces no vuelve-. Robert Frank, de profesión observador, tiene 80 años: no importa cuánto rollo le quede en la cámara, siempre sabrá cómo apuntarla para, como dice de él Wim Wenders, -sacar fotos con el rabillo del ojo-.


Hay 16 funciones, para los días 15 - 17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24
    Funciones para el día viernes 15/04/2005
      en Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) (Av. Figueroa Alcorta 3415 - tel: 4808-6500)
      1. Robert Frank. Programa 1 (Robert Frank)
        a las 12hs / Valor de la entrada: $ 20. Estudiantes y jubilados (con acreditación): $ 10.
        Comentario:
        Pull my daisy (1959)
        Famosa por una improvisada narración en off de Jack Kerouac, insertada para suplir la falta de sonido sincrónico, Pull My Daisy ya mezcla elementos de ficción y documental, algo que luego sería una marca de estilo en Frank.
        Los poetas Allen Ginsberg, Peter Orlovsky y Gregory Corso llegan a la casa de un obrero ferroviario y esperan que vuelva del trabajo mientras conversan con su mujer (Delphine Seyrig). Mientras tanto, un obispo y su familia vienen también de visita, entrando en diálogo con los beatniks, mientras corren las bebidas y suena música de jazz. Frank y el pintor Alfred Leslie adaptaron un fragmento de la obra teatral del primero, The Beat Generation (basada a su vez en una visita a la casa de Neal Cassady, el Dean Moriarty de En el camino).

        Conversations in Vermont (1969)
        La autoreferencia ya es una constante: el relato comienza con un primer plano de Frank limpiando el lente de la cámara que lo está tomando. El director se cuestiona todo el tiempo de qué trata la película que está haciendo, pero el foco está puesto en sus hijos Pablo y Andrea. La relación con ellos es constantemente obstruida por la pulsión artística del padre: invitado a comer por Andrea, por ejemplo, prefiere filmar la comida.
        Filmada en dos días, Conversations... es el comienzo de una serie de películas con el mismo tema. Frank considera a ésta -la película más honesta que jamás he realizado-.

        The present (1998)
        -Estoy contento de haber encontrado mi cámara. Ahora puedo filmar. Pero no sé qué. No sé qué historia me gustaría contar. Mirando esta habitación, debería ser capaz de encontrar algo. ¿No te parece? ¿No lo sabemos? ¿No está todo ahí?-
        The Present es otra entrega del largo diario de vida de su realizador. En un momento Frank lee en voz alta un fragmento de una carta que acaba de recibir: -deberíamos seguir haciendo esta película sobre la vida...- Cómo sería esa película, no lo sabemos. Ahora ya no cuenta ni la memoria: Frank manda a borrar la palabra, escrita en una pared. Cuando casi está borrada, sólo queda la primera sílaba: -me- (yo).

        True story (2004)
        El último film de Frank puede considerarse una meditación sobre el envejecimiento. El título se presta a engaño: una vez más, el fotógrafo vacila, sin saber cuál es la historia que quiere contar. En todo caso, se trata de una historia que tiene que ver con su propia vida, con la búsqueda de algo verdadero en la imagen. Como dice alguien en Conversations in Vermont: -menos gusto y más espíritu, menos arte y más verdad-.


      2. Robert Frank. Programa 2 (Robert Frank)
        a las 14hs / Valor de la entrada: $ 20. Estudiantes y jubilados (con acreditación): $ 10.
        Comentario:
        Life dances on... (1980)
        Mientras se peleaba con los Rolling Stones por la posibilidad de terminar y estrenar Cocksucker blues, Frank sufrió la pérdida del camarógrafo de esa película, su amigo Danny Seymour, y también la de su propia hija, muerta en un accidente de aviación. El intento de hacer un film sobre ella termina en un regreso al tema de la alienación, que comprende absurdas conversaciones con su hijo Pablo, la entrevista a un hombre con una evidente enfermedad mental, y los esfuerzos de su amigo Marty Greenbaum por que el público aprecie sus performances callejeras. El tema de la utilidad del cine (del arte en general) sobrevuela todo el metraje, compaginado a partir de material rodado con otros fines.

        San yu (2000)
        Frank busca huellas del paso por este mundo del pintor San Yu, de quien había sido amigo y que murió en 1966. Como ya es costumbre, el director se pregunta por la naturaleza y posible utilidad del proyecto, mientras recorre imágenes del estudio parisino del artista, de su lugar de residencia en Taiwán, y también los propios cuadros, exhibidos en contexto (la pared del estudio, una sala de remates, etcétera). Rodada en video, San Yu no es quizá un retrato del pintor sino del recuerdo que el propio Frank conserva de él.


      Funciones para el día domingo 17/04/2005
        en Hoyts General Cinema Abasto (Corrientes 3247 - tel: 4319-2999)
        1. Programa 3: Me and My Brother (Robert Frank)
          Origen: EE.UU. - - 91 min.
          a las 20:45hs / Entrada general $ 11,50, socios AMIA y jubilados $ 10.


        2. Programa 4: Candy Mountain (Robert Frank)
          Origen: Suiza / Francia / Canadá - - 91 min.
          a las 23:30hs / Entrada general $ 11,50, socios AMIA y jubilados $ 10.


        Funciones para el día lunes 18/04/2005
          en Teatro General San Martín (Corrientes 1530 - tel: 0800-333-5254)
          1. Programa 3: Me and My Brother (Robert Frank)
            Origen: EE.UU. - - 91 min.
            a las 19:30hs / Entrada $12.- Estudiantes y jubilados: $5.-


          en Alianza Francesa (Córdoba 936/46 - tel: 4322-0068/01)
          1. Programa 5: About Me: A Musical + Last Supper (Robert Frank)
            Origen: EE.UU. - - 30 + 52 min.
            a las 17hs / Entrada libre y gratuita. Llegar muy temprano. Lugares limitados.


          2. Programa 5: About Me: A Musical + Last Supper (Frank)
            Origen: EE.UU. - - 30 + 52 min.
            a las 21hs / Entrada libre y gratuita. Llegar muy temprano. Lugares limitados.


          Funciones para el día martes 19/04/2005
            en Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) (Av. Figueroa Alcorta 3415 - tel: 4808-6500)
            1. Robert Frank. Programa 6 (Robert Frank)
              a las 12hs / Valor de la entrada: $ 20. Estudiantes y jubilados (con acreditación): $ 10.
              Comentario:
              OK end here (1963)
              Retrato de un aburrido día en la vida de un matrimonio: Frank se detiene en los tiempos muertos y las formalidades que sirven para evitar ocuparse de las decisiones importantes. El film obtuvo el premio principal del festival de Bérgamo (Italia), donde algunos lo compararon con el cine de Antonioni por las relaciones que el norteamericano construye entre personajes y espacios.

              Home improvements (1985)
              Un retrato descarnado de la familia del realizador, quien cumple 59 años y usa el video por primera vez. Su hijo está internado en un hospital psiquiátrico, y su mujer tiene un bulto en la garganta que puede ser cancerígeno. La relación con ambos y sus esfuerzos por remontar la situación van en paralelo con una serie de proyectos artísticos frustrados, desembocando en un atentado contra su propia obra.
              -Siempre estoy haciendo las mismas imágenes- dice Frank en un momento del film. -Siempre mirando hacia afuera, intentando mirar hacia adentro. Intentando decir algo verdadero. Pero quizás nada sea verdadero realmente. Salvo lo que está afuera... y eso es siempre diferente-.

              What I remember from my visit (with Stieglitz) (1998)
              Otra vez Frank habla del artista a partir de un alter ego, en este caso el fotógrafo Alfred Stieglitz, conocido por los retratos que hizo de su esposa, la pintora Georgia O'Keefe. Frank y su mujer interpretan a la pareja en este video, narrado por el joven cineasta Jerome Sother. La -casa- de los Stieglitz es el propio hogar de los Frank, que ahora viven en Canadá, retirados del ambiente artístico neoyorquino y libres de imágenes y recuerdos familiares; su hijo Pablo murió en 1994.

              Moving pictures (1994)
              La expresión moving pictures puede leerse como -fotos en movimiento- (uno de los nombres del cine) o bien como -moviendo fotos-. Frank aprovecha el doble sentido en esta compilación de imágenes de viejas fotografías, trozos de película rodados con anterioridad -transferidos en forma directa o bien proyectados sobre una superficie- y algunos fragmentos filmados especialmente. Los temas son los de siempre: el paso del tiempo, la imagen impresa como vehículo de la memoria.

              Paper route (2002)
              Video realizado por encargo de la Expo 2002 en Suiza, sigue a un joven que reparte diarios en su auto. Imágenes del chico en su auto, de la ciudad detrás del parabrisas; música de la radio del coche, de Rod Stewart a Pink. Un trabajo nocturno, un itinerario en círculos. El corto fue presentado en un barco como parte de una instalación de los trabajos de Frank, quizá en referencia al perpetuo movimiento del personaje.

              The sin of Jesus (1961)
              Un intento de ficción comercial sin demasiado éxito, basado en un cuento de Isaac Babel. La mujer de un granjero, con quien vive una vida rutinaria, es abandonada por éste al quedar embarazada. En medio de su desesperación recibe la visita de Jesucristo, quien la casa con uno de sus ángeles pero le prohíbe dormir con él, ya que si lo hace éste perderá sus alas. Sigue una fatídica escena de seducción con las consecuencias imaginables. El amargo tono del film, notaron algunos, tenía mucho que ver con los trabajos de Ingmar Bergman, a quien el mundo todavía estaba descubriendo.

              Summer cannibals / Patti Smith (1996)
              Patti Smith, la musa del punk neoyorquino, canta a cámara su canción -Summer cannibals-. Sensual interpretación rodada en blanco y negro.


            Funciones para el día miércoles 20/04/2005
              en Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) (Av. Figueroa Alcorta 3415 - tel: 4808-6500)
              1. Robert Frank. Programa 1 (Robert Frank)
                a las 13:45hs / Valor de la entrada: $ 20. Estudiantes y jubilados (con acreditación): $ 10.
                Comentario:
                Pull my daisy (1959)
                Famosa por una improvisada narración en off de Jack Kerouac, insertada para suplir la falta de sonido sincrónico, Pull My Daisy ya mezcla elementos de ficción y documental, algo que luego sería una marca de estilo en Frank.
                Los poetas Allen Ginsberg, Peter Orlovsky y Gregory Corso llegan a la casa de un obrero ferroviario y esperan que vuelva del trabajo mientras conversan con su mujer (Delphine Seyrig). Mientras tanto, un obispo y su familia vienen también de visita, entrando en diálogo con los beatniks, mientras corren las bebidas y suena música de jazz. Frank y el pintor Alfred Leslie adaptaron un fragmento de la obra teatral del primero, The Beat Generation (basada a su vez en una visita a la casa de Neal Cassady, el Dean Moriarty de En el camino).

                Conversations in Vermont (1969)
                La autoreferencia ya es una constante: el relato comienza con un primer plano de Frank limpiando el lente de la cámara que lo está tomando. El director se cuestiona todo el tiempo de qué trata la película que está haciendo, pero el foco está puesto en sus hijos Pablo y Andrea. La relación con ellos es constantemente obstruida por la pulsión artística del padre: invitado a comer por Andrea, por ejemplo, prefiere filmar la comida.
                Filmada en dos días, Conversations... es el comienzo de una serie de películas con el mismo tema. Frank considera a ésta -la película más honesta que jamás he realizado-.

                The present (1998)
                -Estoy contento de haber encontrado mi cámara. Ahora puedo filmar. Pero no sé qué. No sé qué historia me gustaría contar. Mirando esta habitación, debería ser capaz de encontrar algo. ¿No te parece? ¿No lo sabemos? ¿No está todo ahí?-
                The Present es otra entrega del largo diario de vida de su realizador. En un momento Frank lee en voz alta un fragmento de una carta que acaba de recibir: -deberíamos seguir haciendo esta película sobre la vida...- Cómo sería esa película, no lo sabemos. Ahora ya no cuenta ni la memoria: Frank manda a borrar la palabra, escrita en una pared. Cuando casi está borrada, sólo queda la primera sílaba: -me- (yo).

                True story (2004)
                El último film de Frank puede considerarse una meditación sobre el envejecimiento. El título se presta a engaño: una vez más, el fotógrafo vacila, sin saber cuál es la historia que quiere contar. En todo caso, se trata de una historia que tiene que ver con su propia vida, con la búsqueda de algo verdadero en la imagen. Como dice alguien en Conversations in Vermont: -menos gusto y más espíritu, menos arte y más verdad-.


              2. Robert Frank. Programa 2 (Robert Frank)
                a las 15:45hs / Valor de la entrada: $ 20. Estudiantes y jubilados (con acreditación): $ 10.
                Comentario:
                Life dances on... (1980)
                Mientras se peleaba con los Rolling Stones por la posibilidad de terminar y estrenar Cocksucker blues, Frank sufrió la pérdida del camarógrafo de esa película, su amigo Danny Seymour, y también la de su propia hija, muerta en un accidente de aviación. El intento de hacer un film sobre ella termina en un regreso al tema de la alienación, que comprende absurdas conversaciones con su hijo Pablo, la entrevista a un hombre con una evidente enfermedad mental, y los esfuerzos de su amigo Marty Greenbaum por que el público aprecie sus performances callejeras. El tema de la utilidad del cine (del arte en general) sobrevuela todo el metraje, compaginado a partir de material rodado con otros fines.

                San yu (2000)
                Frank busca huellas del paso por este mundo del pintor San Yu, de quien había sido amigo y que murió en 1966. Como ya es costumbre, el director se pregunta por la naturaleza y posible utilidad del proyecto, mientras recorre imágenes del estudio parisino del artista, de su lugar de residencia en Taiwán, y también los propios cuadros, exhibidos en contexto (la pared del estudio, una sala de remates, etcétera). Rodada en video, San Yu no es quizá un retrato del pintor sino del recuerdo que el propio Frank conserva de él.


              en Teatro General San Martín (Corrientes 1530 - tel: 0800-333-5254)
              1. Programa 4: Candy Mountain (Robert Frank)
                Origen: Suiza / Francia / Canadá - - 91 min.
                a las 22hs / Entrada $12.- Estudiantes y jubilados: $5.-


              Funciones para el día jueves 21/04/2005
                en Teatro General San Martín (Corrientes 1530 - tel: 0800-333-5254)
                1. Programa 5: About Me: A Musical + Last Supper (Robert Frank)
                  Origen: EE.UU. - - 82 min.
                  a las 19:30hs / Entrada $12.- Estudiantes y jubilados: $5.-


                Funciones para el día viernes 22/04/2005
                  en Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) (Av. Figueroa Alcorta 3415 - tel: 4808-6500)
                  1. Robert Frank. Programa 4 (Robert Frank)
                    a las 12hs / Valor de la entrada: $ 20. Estudiantes y jubilados (con acreditación): $ 10.
                    Comentario:
                    Candy mountain (1987)
                    Lo más parecido a una película comercial en la filmografía de Frank, Candy Mountain es un largometraje de ficción, rodado en 35 milímetros y con actores profesionales. El guión de Rudy Wurlitzer -aquí también codirector- cuenta el peregrinaje de un joven músico en busca de un legendario luthier ya retirado, en quien cree encontrará la sabiduría necesaria para alcanzar la fama. Luego de un largo viaje en el cual es burlado una y otra vez, descubrirá que el artista al que tanto admira ha abandonado sus sueños hace tiempo, haciendo pedazos sus pretensiones juveniles. Muchos ven en este personaje a un alter ego del propio Frank, en crisis con su vocación y preocupado por su descendente -carrera-.


                  2. Robert Frank. Programa 3 (Robert Frank)
                    a las 13:45hs / Valor de la entrada: $ 20. Estudiantes y jubilados (con acreditación): $ 10.
                    Comentario:
                    Me and my brother (1965-68)
                    Este primer largometraje es uno de los films más complejos de Frank: mezclando fotografía color y blanco y negro, hace uso de la pantalla dividida y ensaya un montaje no cronológico para contar una mezcla de ficción y hechos reales. El protagonista es el hermano de Peter Orlovsky, Julius, y el tema es su enfermedad mental y los problemas que le trae para relacionarse con los demás.
                    El realizador trabajó durante tres años, por momentos perdiendo el hilo de la narración (Julius desapareció durante una lectura de poesía de su hermano), lo que lo llevó a contratar a un actor para interpretarlo. Otro actor (un jovencísimo Christopher Walken) hace del propio Frank, y en una escena el film es exhibido ante el público, cuyos comentarios pueden oírse durante todo el metraje.


                  Funciones para el día sábado 23/04/2005
                    en Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) (Av. Figueroa Alcorta 3415 - tel: 4808-6500)
                    1. Robert Frank. Programa 5 (Robert Frank)
                      a las hs / Valor de la entrada: $ 20. Estudiantes y jubilados (con acreditación): $ 10.
                      Comentario:
                      About me: a musical (1971)
                      Frank recibe una beca para hacer una película sobre música, pero sobre la marcha decide que el tema principal será su propia persona. Presenta a una joven actriz (Lynn Reyner) que lo interpretará a él mismo en reconstrucciones de sucesos autobiográficos. Un largo monólogo de Frank (Reyner) es comentado por otras personas presentes en la habitación, y puede verse al iluminador de la escena recordándonos que, precisamente, todo es una puesta en escena. Este material es intercalado con home movies, escenas de un rodaje abortado y otras dedicadas -por fin- a la música en sí, vista como un símbolo de libertad e independencia.

                      Last supper (1992)
                      Ficción sobre un famoso escritor que organiza la fiesta lanzamiento de su último libro en pleno Harlem. Ausente de la fiesta y la película, -Bobby- es recordado por amigos y colaboradores en una serie de testimonios que forman un mosaico al estilo de El Ciudadano. Detrás de ellos, la gente del barrio sigue en sus cosas, esperando el fin de la fiesta para rescatar lo que quedó en las mesas.
                      El cruce entre lo imaginario y lo real sigue presente en las citas de otros artistas y, sobre todo, en las imágenes documentales -rodadas en video casero- de los habitantes del vecindario.


                    Funciones para el día domingo 24/04/2005
                      en Alianza Francesa (Córdoba 936/46 - tel: 4322-0068/01)
                      1. Programa 5: About Me: A Musical + Programa 5: Last Supper (Robert Frank)
                        Origen: EE.UU - - 30 + 52 min.
                        a las 20hs / Entrada libre y gratuita. Llegar muy temprano. Lugares limitados.





























                    Ver programación del día
                    Agosto 2017
                    DomLunMarMieJueVieSab
                      01 02 03 04 05
                    06 07 08 09 10 11 12
                    13 14 15 16 17 18 19
                    20 21 22 23 24 25 26
                    27 28 29 30 31   
                    < Ant. Actual Próx. >

                    Cobertura 12º BAFICI

                    Cobertura 11º BAFICI

                    Cobertura 10º BAFICI

                    Cobertura 9º BAFICI

                    Cobertura 7º BAFICI

                    elreverso.com.ar no se responsabiliza por eventuales cambios en la programación de las funciones y/o ciclos. Se sugiere confirmar horarios telefónicamente.

                    Que hacés el sábado a la noche? info@elreverso.com.ar